Se presenta en la Faderycipol-UJED libro sobre la Constitución de Durango

27 de febrero, 2017.

En el marco de la presentación del libro “La Reforma del Estado de Durango en el marco de su Constitución Política Reformada en 2013 ¿avance o retroceso?”, que se ofreciera en el auditorio Fanny Anitúa de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Juárez, los juristas y el autor de la obra, César Miguel González Piña, Alberto de la Rosa y Luis Enrique Benítez Ojeda, respectivamente, compartieron con la audiencia lo más relevante que se aborda en dicho esfuerzo editorial.

La obra en mención es el resultado de la investigación del licenciado Luis Enrique Benítez Ojeda para presentar el examen correspondiente para obtener el grado de Maestro en Derecho, que finalmente concluyó en la publicación de un libro que será de utilidad para la materia de Derecho Constitucional.

El director de la Faderycipol de la UJED, Jesús Alfredo Reyes Santaella, agradeció a los comentaristas por compartir sus conocimientos con los estudiantes de Derecho y Ciencias Políticas, así como al autor de la obra y diputado local plurinominal, Luis Enrique Benítez Ojeda.

El libro “La Reforma del Estado de Durango en el marco de su Constitución Política Reformada en 2013 ¿avance o retroceso?”, es el proyecto que como legislador aportó a la propuesta de una nueva Constitución Política del Estado de Durango, materia de la que es un gran conocedor, pero los desacuerdos políticos dieron como resultado una Constitución reformada en 2013 que no contempla muchas de las ideas aportadas por Benítez Ojeda.

Al hacer sus comentarios César Miguel González Piña Nevárez, director de la Casa de la Cultura Jurídica en Durango, señaló que “… el libro se conforma de 5 capítulos; el prólogo está escrito por el maestro Miguel Carbonell y es un éxito metodológico, ya que en este trabajo se hace una pregunta ¿avance o retroceso?, y si realmente valió la pena la reforma a la Constitución del Estado de Durango”.

Dijo que “… era un reto saber si era una Constitución nueva o una reforma a la Constitución, y en la obra se narra cómo se vivió todo este proceso, los alcances en donde aún distinguidos duranguenses plantean si tenemos cuatro o cinco constituciones”.

González Piña Nevárez comentó que “…el diputado Benítez hizo una propuesta individual, posteriormente la legislatura en turno encargó a un despacho que realizara la propuesta; al inicio del proceso se pretendía realizar una nueva Constitución, pero al final se realizó una reforma integral donde se establecieron los puntos de vista que se recabaron a través de los foros de consulta que se realizaron en este momento”.

Y agregó que “… el libro incluye un CD donde integra las iniciativas que se presentaron por parte del Ejecutivo, Legislativo y Judicial; el proyecto íntegro del diputado Benítez Ojeda; el proyecto que elaboró la consultoría de Miguel Carbonell; el dictamen elaborado por la Comisión de Estudios Constitucionales, así como el debate y la votación que se generó durante la discusión en el Pleno de la Legislatura”.

Por su parte, el columnista político Alberto de la Rosa apuntó que “… esta obra bibliográfica es un apoyo no sólo para los estudiosos del Derecho, sino para los constitucionalistas, en el que también se hace homenaje a autores durangueses como Miguel Ángel Rodríguez Vázquez, Antonio Arreola y a un ingeniero que es duramente criticado por intervenir en temas constitucionales aun sin ser abogado, Emiliano Hernández Camargo, que habla de ingeniería constitucional y que sostiene que Durango cuenta con cinco Constituciones”.

El columnista también resaltó que “… el libro marca que se pudieron haber hecho grandes cosas, lamentablemente se perdió la idea original de este proceso por un efecto mediático, se distrajeron mucho los actores políticos y sociales de ese momento y se enfrascaron únicamente con el documento que les había de redactar el despacho del Poder Ejecutivo” .

Y comentó que “… todo gobernador del estado ha reformado la Constitución con un simple y llano objetivo, que es “dejar huella”, “pasar a la historia”, por eso hace hincapié en que se deben establecer contrapesos políticos para los gobernadores en las entidades federativas que luego del año 2000 se convirtieron en señores feudales de sus estados, como lo dice el Dr. Alán Arroyo, se pasó de un federalismo a un feudo-federalismo”.

“Este libro no solamente va a pasar a formar parte del catálogo de reflexiones de la Constitución con motivo de sus cien años de vida, sino que deben retomarse las ideas que toma; toda tesis debe tener una utilidad pública”, concluyó el comentarista.