Conmemoró la UJED el 159 Aniversario de la fundación del Colegio Civil del Estado

17 de agosto, 2015.

Como hace 159 años, un 15 de agosto, se abrieron nuevamente las puertas de la casa marcada con el numero 700 Poniente de la calle Negrete y que fue el inicio de las actividades académicas del Colegio Civil del Estado, con dos escuelas, la preparatoria y la de Derecho.

El edificio se encuentra en remodelación y mantenimiento, en la búsqueda de preservar los edificios que son la historia de la ciudad de Durango, la historia de la Máxima Casa de Estudios, y hoy, 15 de agosto, como un homenaje a los 159 años de aniversario de la fundación del Colegio Civil, antecedente de la Universidad Juárez, se realizó una ceremonia para recordar tan especial acontecimiento.

Directores de Escuelas, Facultades e Institutos de los campus de Durango y Gómez Palacio, así como funcionarios de las distintas direcciones, líderes sindicales, representantes de la FEUD, encabezados por el rector Oscar Erasmo Návar García, se reunieron en el edificio para la celebración de los 159 años de los antecedentes de la hoy Universidad Juárez del Estado de Durango.

El guía universitario, acompañado del decano de la UJED, Manuel Valadez Salazar, presidió la ceremonia que dio inicio con los honores a la Bandera Mexicana y la ejecución de la Marcha Centenaria por parte de la Banda de Guerra Universitaria.

El Rector en su mensaje manifestó que “al celebrar un año más de nuestros antecedentes, en este caserón con mucha historia, lo hacemos para refrendar nuestro espíritu y convicción de nuestras tradiciones como universitarios”.

Les dijo a los presentes: “ustedes representan a la comunidad universitaria de cada una de sus Escuelas y Facultades, y hoy en esta significativa ceremonia, en este caserón lleno de historia, queremos que ustedes se apropien de este espacio, lo sientan suyo y que nos vayamos preparando para lo que será un gran evento a celebrar, el año próximo a partir del 21 de marzo y hasta agosto de 2016, los 160 años de educación en el estado de Durango”.

Dijo además que “tenemos el compromiso de transmitir la historia a las nuevas generaciones, de dejar un legado de historia, nuestro quehacer se escribe todos los días en las páginas que conforman la historia de la UJED”.

Y ante la presencia de los universitarios, el Rector asumió que en esta fecha tan importante en la historia educativa de Durango, “en la Universidad estamos trabajando en recrear con exactitud lo que sucedió hace 159 años, y transmitirlo a nuestros estudiantes, y hoy acudimos puntualmente a esta cita de aniversario, con lealtad a los principios juaristas, con humildad ante sus triunfos innegables, con responsabilidad a su función social que tiene encomendada, con el deseo legítimo de seguir incrementando su contribución a la comunidad a la que se debe, pero sobre todo, con orgullo para seguirse manteniendo como la Máxima Casa de Estudios en la entidad”, concluyó Návar García.

Y para dar más realce y recrear lo que sucedió en la ceremonia solemne, hace 159 años, se volvió a interpretar la obertura “Caballo de Bronce”, por maestros que integran la recién formada Camerata del Centro de Artes de la UJED.

El maestro Ricardo Luna, director de la Escuela Superior de Música, explicó que para poder ejecutar tan difícil pieza musical, el maestro Osvaldo Fabio García Orozco trabajó con mucho empeño para poder rescatar la partitura musical, que se encuentra en resguardo del Museo de la UJED, y que por el paso del tiempo se encuentra ilegible.

El orador oficial, Jorge Arce Rodríguez, director del Museo Regional UJED “Ángel Rodríguez Solórzano”, realizó una semblanza sobre los acontecimientos del 15 de agosto de 1856, fruto de una investigación compilada a través de los diferentes decretos que se emitieron y que en su contenido muestran fehacientemente cómo y cuándo el Gobierno del Estado fundó y estableció la instrucción de la educación secundaria.

En su reseña, Arce Rodríguez resaltó que en la publicación realizada en septiembre 4 de 1853, se verificó la apertura de la Biblioteca Pública que fuera propiedad de Don José Fernando Ramírez, quien se desempeñaba como ministro de la Suprema Corte de Justicia; el 9 de abril de 1856 correspondió al Lic. José Patricio de la Bárcena expedir el decreto de la fundación del Colegio Civil del Estado.

La fundación del Colegio Civil del Estado fue obra de un grupo de duranguenses que se interesaban por la educación de la juventud. Este grupo estaba integrado, entre otros, por los señores Francisco Gómez Palacio, Luis de la Torre, José María Hernández, José María Barrios, José María Guerrero, Cayetano Mascareñas, Toribio Bracho y Aniceto Barraza.

El Gobierno del Estado, con fecha 10 de abril de 1856, nombró como primer director al distinguido intelectual duranguense Don José María del Regato, y como subdirector al conocido literato, Lic. Francisco Gómez Palacio.

El Colegio Civil del Estado abrió sus puertas el 15 de agosto de 1856 en la casa marcada con el número 700 Poniente de la calle Negrete, solamente con dos escuelas: Preparatoria y Derecho. El Decreto que creó este centro de cultura, constaba de 15 artículos.

Una vez clausurado en 1859 el Colegio Tridentino, por el decreto del 25 de enero de 1860, dado por el gobernador Don José María Patoni, se ordenó que el Colegio Civil del Estado, con el nombre de Instituto del Estado, ocupase el edificio que hasta entonces había pertenecido al Colegio.

La Universidad Juárez es una institución que ha sabido combinar tradición y modernidad, porque se encuentra en su esencia la simbiosis perfecta entre ciencia y humanismo; de ella han emanado la mayoría de los gobernantes del estado, líderes sociales, científicos y artistas, enfatizó.

La Máxima Casa de Estudios en Durango ha sabido trascender de Colegio Civil, pasando por Instituto Juárez, hasta hoy como Universidad Juárez del Estado de Durango y por acuerdo de su comunidad ha planeado su futuro y ha plasmado su misión y visión, de donde egresan alumnos que se han colocado en las mejores esferas estatales, nacionales e internacionales.